viernes, 28 de octubre de 2011

Morcilla bañada en queso azul sobre cebolla caramelizada y alcachofa crujiente



Con esta receta participo en el concurso de pintxos de http://www.miblogdepintxos.com/

Patrocinadores en orden alfabético: Baixas Boffard Cookiteca Euro Caviar I Love Aceite (aceite de oliva virgen extra) Gadgets Cuina Revista Food Alimentación Jamón Jamón Llopart Panes Creativos Conservas Serrats Tradissimo

Ingredientes:

- 1 morcilla de Burgos cortada en rodajas de 2 cm. de grosor

- 1 cucharada de cebolla caramelizada (*)

- 2 alcachofas frescas

- Aceite de oliva

- El zumo de medio limón

- Para la salsa de queso azul: 50 g de queso azul, 100 ml de nata para cocinar y 1 cucharada de miel

- Para decorar: Semillas de sésamo tostadas y semillas de amapola


Elaboración:

- Cortamos las alcachofas quitando las puntas y las hojas de fuera. Las colocamos en un recipiente apto para microondas con un dedo de agua y el zumo de limón y las cocinamos durante 9 minutos. Retiramos, dejamos enfriar un poco, las cortamos en lonchas finas y las freímos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Dejamos que escurran el aceite de oliva sobrante en papel absorbente y reservamos.

- En una sartén freímos las rodajas de morcilla y reservamos.

- En otra sartén pequeña sin aceite colocamos el queso azul, la nata y la cucharada de miel. Dejamos que se disuelva a fuego lento y cuando esté lista la salsa, la colocamos en un tarro de cristal con la boca lo suficientemente ancha para que luego se puedan ‘bañar’ las morcillas.

- En un plato colocamos tres o cuatro trocitos de alcachofa crujiente. Sobre ésta un poco de cebolla caramelizada y entonces, con la ayuda de un tenedor, pinchamos un trocito de morcilla y lo bañamos en la salsa de queso azul, para rápidamente colocarla sobre la cebolla.

- Decoramos con semillas de sésamo y de amapola.


(*) La cebolla caramelizada se prepara de la siguiente manera:

Se corta en juliana un kilo de cebollas y se sofríen en aceite de oliva a fuego lento, removiendo cada cuatro o cinco minutos, durante unos 40 minutos. En ese momento la cebolla ya se ha quedado a menos de la mitad de su volumen. Entonces, echamos un chorrito de agua, removemos y dejamos que se evapore. Dejamos que pasen unos 10 o quince minutos más. Repetimos la operación del agua y en unos 15 minutos más aproximadamente ya está lista la cebolla caramelizada.

7 comentarios:

  1. Madre mia que bien suena esooo!!!Tiene una pinta más que deliciosa!!me encanta!!!!!Tengo que probarlo!!!!!jejejej besotesss

    ResponderEliminar
  2. Es una receta muy original, tiene que estar muy buena esa combinacion. Suerte en el concurso. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Espectacular! Esta la voy a hacer!

    Mari Pepa

    ResponderEliminar
  4. Nenaaaaaaaaaaaaaaaaa... pero qué recetas más delicatesen haces ultimamenteeeeeee.... molan :D

    ResponderEliminar
  5. gracias lola por este pintxo con una pinta que nos ha apetecido hacerla en breve....
    gracias por participar con este primer pintxo. A ver si te animas y nos mandas durante el mes de noviembre un segundo!
    mucha suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
  6. Estupendo pintxo, si hay que votar, lo voto!
    Una cossa de ignorante... siempre pensé que para caramelizar la cebolla había que ponerle azúcar, pero en tú receta veo que no es necesaria ¿es así?

    ResponderEliminar
  7. Gracias. Si efectivamente la cebolla caramelizada no lleva azúcar...se hace con su propio azúcar, :-)))
    y es una receta muy fácil, pero que lleva un buen rato...
    saludos,
    Lola

    ResponderEliminar